Sea parte de la transformación de su iglesia

«Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones» (Hechos 2:42).

¿Quiere que su iglesia viva en el poder transformador del Espíritu Santo? Si la respuesta es sí, quiero que sepa que usted juega un papel importante en el proceso.

La razón por la que a la iglesia de hoy le falta poder es porque muchos ignoran la verdad o porque quienes logran conocerla muy a menudo no viven de acuerdo a ella.

Pero el libro de Hechos nos enseña la importancia de no ignorar estos asuntos. En el capítulo 2 El Señor nos enseña que, para que una iglesia viva en el poder del Espíritu Santo, necesita dos cosas: a) perseverar en la doctrina de los apóstoles y b) una vida de santidad que se refleja en fuertes relaciones afectivas y una actitud constante de oración.

Por una parte, ser llenos del conocimiento de la voluntad de Dios tiene el objetivo de capacitar al creyente para que ande como es digno del Señor, agradándole y llevando fruto (lee Colosenses 1:9-11). Si quiere hacer parte de la transformación de su iglesia, «persevere en la doctrina de los apóstoles», es decir, asuma un estudio riguroso del Evangelio de gracia.

Por otra parte, todo buen ministerio incluye tano enseñar como practicar lo que se enseña. Un comentarista afirmó: «Evangelizar es decirle a las personas que Dios salva del pecado. Lo que adorna ese mensaje, o lo hace creíble, es una vida santa que demuestre claramente que Dios puede salvar del pecado».

Si quiere ayudar a su iglesia para que experimente una renovación, viva aquello que aprende a diario en la Palabra, para que el Espíritu Santo obre a través de su testimonio.

Piensa en esto

  • La iglesia de hoy será tan eficaz como lo sea su dedicación y conocimiento profundo de la Palabra de Dios.
  • El conocimiento de la Palabra de Dios tiene el objetivo de que vivamos como Dios quiere, y llevemos mucho fruto.
  • El resultado es una iglesia de testimonio que puede impactar a otros con el poder del Espíritu Santo.

Introduce tu correo electrónico y recibe en tu bandeja los últimos devocionales de El Camino de Damasco.