¿Sólo los eruditos pueden entender correctamente la Biblia?

Decir que toda la Biblia es fácil de entender es negar que tiene pasajes complejos que ameritan un estudio más profundo. Es un hecho: ¡no toda la Biblia es fácil de entender!

Eso no quiere decir que la Biblia sea un enigma o esté escrita para eruditos. Ciertamente podemos entenderla.

El astrónomo Galileo Galilei expresó en una ocasión lo siguiente: “La Biblia enseña a llegar al cielo; no cómo funcionan los cielos”.

Con frecuencia la Palabra afirma su propia claridad. Nadie que haya leído la Biblia con plena conciencia espiritual puede decir que es confusa o que no encontró ningún provecho para sí mismo.

La biblia da entendimiento aún al sencillo

“El mandato del Señor es digno de confianza: da sabiduría al sencillo” (Sal. 19:7).

La Biblia está escrita en diferentes géneros y estilos literarios. Contiene narrativa, poesía, profecía, literatura sapiencial o proverbial y hasta apocalíptica, aun así, su contenido está abierto y es entendible por cualquier persona, bien sean niños (Dt 6:6-7) o adultos proclives a cometer muchos errores (Sal. 119:130).

En conclusión, “ninguno debería pensar de sí mismo que es demasiado necio para leer la Biblia y entenderla lo suficiente para que ella le dé sabiduría” (Grudem, 2009).

Jesús mismo en sus enseñanzas, conversaciones y debates nunca respondió a pregunta alguna dando a entender que el Antiguo Testamento es confuso. Casi siempre Jesús respondía: “¿No han leído las Escrituras”?

¿Cómo definir la claridad de las Escrituras? La Biblia está escrita de tal manera que sus enseñanzas pueden entenderlas todos los que la leen buscando la ayuda de Dios y estando dispuestos a seguirlas.

Muchos han mal interpretado las Escrituras desde la época de Jesús hasta nuestros tiempos.

A los dos discípulos que iban de camino a Emaús Jesús les dijo que eran “insensatos y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas anunciaron” (Lc. 24:13-35).

Incluso, entre los apóstoles del primer siglo hubo discusiones sobre cómo los gentiles podían ser salvos, y aún hoy teólogos y eruditos están en desacuerdo en la interpretación de muchos pasajes de la Biblia. ¿Por qué?

Nadando más hondo

Se necesitan cualidades morales y espirituales para una comprensión correcta de la Biblia.

Los escritores del Nuevo Testamento con frecuencia afirman que la capacidad de entender la Biblia correctamente es más capacidad moral y espiritual que intelectual.

“Mas el hombre natural no recibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque le son locura; y no las puede entender, porque se han de juzgar espiritualmente” (1 Co. 2:14. cf. 2 Co. 3:14-16; 4:3-4, 6; Heb. 5:14; Stg. 1:5-6; 2 P. 3:5; cf. Mr. 4:11-12; Jn 7:17; 8:43).

“La Biblia la pueden entender todos los que no son creyentes siempre que la lean con sinceridad en busca de salvación, y todos los creyentes que la lean buscando la ayuda de Dios para entenderla (Grudem, 2009).

En ambos casos, el Espíritu Santo actúa para superar los efectos del pecado, que es el que hace que la verdad parezca una tontería o una locura.

Introduce tu correo electrónico y recibe en tu bandeja los nuevos episodios del Podcast Toda Escritura de El Camino de Damasco.

Sigue este podcast en SpotifyGoogle PodcastRadio PublicBreaker y Pocket Casts.